Apostemos por la Juventud. Opinión Joven

por Ismael Pérez Franco, Tesorero del CJEx

El día 23 de Diciembre desde el Consejo de la Juventud de Extremadura (CJEx) dimos el pistoletazo de salida a la campaña titulada Apostamos por la juventud. Las razones por las que nos interesa trabajar en el freno de la proliferación de locales de apuestas en Extremadura son muchas, pero podemos destacar tres: en primer lugar, el crecimiento exponencial que están teniendo en los últimos años, desde 2014 las casas de apuesta de la región se han multiplicado casi por 10 pasando de 14 a 132 en toda la región. En este sentido, el número de casas de apuestas por persona ha disminuido mucho en esto últimos años hasta llegar a 8.057 personas por casa de apuesta. Por hacer una sencilla comparativa, en Extremadura existe un centro de salud cada 9.500 personas, lo que quiere decir que existe una diferencia de 1.500 personas para repartirse los centros de salud frente a las casas de apuesta. Esta situación se agrava mucho más cuando pensamos en las áreas rurales, donde la población es menor, pero existen casas de apuesta. Pienso en el caso de Guareña, en la provincia de Badajoz, que tiene dos casas de apuesta, y que por tanto tiene una casa de apuesta por cada 3.444 habitantes. O el caso de Moraleja, en la provincia de Cáceres, al existir tres casas de apuesta la densidad es una casa de apuesta cada 2.262 habitantes. La primera lectura de estos datos constata la facilidad con la que este negocio ha colonizado los espacios de ocio del medio rural. Pero la segunda lectura tiene que llevarnos a reflexionar sobre qué necesidades y realidades están siendo cubiertas por este modelo de negocio y qué efectos podemos esperar en el futuro.

La segunda razón por la que demandamos atención política a esta problemática es el gran efecto negativo social que se está generando en torno al consumo de apuestas: cada vez más personas y sus familiares son afectadas por la ludopatía. En Extremadura más de 2.700 personas están registradas como autoprohibidas”. Es una solución para quienes, conscientes de su problema, tratan de ponerle una barrera. Sin embargo, es evidente que las personas con problemas relacionados con las apuestas y el juego superan con mucho esa cifra, que solo recoge una iniciativa voluntaria y fruto del autocontrol.

Pero además si analizamos el consumo de apuestas en la población joven la situación es todavía más grave: según un estudio de la Justicia de Aragón uno de cada cuatro jóvenes españoles apuesta y, de ellos, uno de cada cuatro acaba sufriendo problemas de adicción. Además, otro Informe sobre el perfil de usurario de juego online en España elaborado por [según] la Orden General de Ordenación del Juego alude a que la franja de edad que más apuesta comprende a personas de entre 18 y 25 años, siendo estos el 12.57% del total.

Concretando en nuestro entorno, Extremadura, AFAVAL (Asociación de Ayuda a Familias de Menores con Problemas de Adicciones) afirmó que desde su creación en 2010 ha atendido a más de 700 jóvenes, siendo una de las causas más frecuentes la adicción a juegos de azar. Por otro lado, la AEXJER (Asociación Extremeña de Jugadores de Azar en Rehabilitación) cifra en 200 las personas que pasan por tratamientos por adicción, siendo la mayoría personas menores de 30 años. En este sentido, ya viene siendo tendencia que sean las personas jóvenes las más afectadas por ludopatía u otros problemas relacionados con casas de apuestas.

La tercera razón por la que urge prestar atención a este tema es que no existen datos suficientes para poder desarrollar de forma eficaz políticas que palien el gran problema que existe en la sociedad. En este sentido, nos consideramos agente de compromiso y es por ello que el CJEx va a encargar en este 2021 un estudio con el objetivo de conocer el comportamiento de consumo de apuestas de la juventud extremeña para así poder hacer propuestas eficaces al Gobierno de Extremadura y así cambiar esta terrible situación.

Con todo esto, nos unimos a las palabras del Ministro de Consumo del Gobierno de España, Alberto Garzón, que, en su Conferencia de Inauguración del IV Seminario Internacional de Investigación en Juventud, apelaba a la necesidad de reducir los locales de apuestas en las ciudades, en pro de espacios verdes y de ocio saludable.

Para terminar, desde el CJEx tenemos tres propuestas más: por un lado, que la financiación pública sea incompatible con la financiación de casas de apuesta; en segundo lugar, que los eventos donde participa la juventud no estén financiados por casas de apuesta; y, por último, más transparencia de datos. Esta última se verá cubierta con el mencionado estudio que comenzará a realizarse en breve.