El CJEx presenta el Observatorio de Emancipación Juvenil del primer semestre de 2020

Con los primeros datos de los efectos sobre la precariedad juvenil y el acceso a la vivienda, el CJE y el CJEx presentaron los datos del primer semestre de 2020.

​El Observatorio de Emancipación Juvenil es una estrategia del Consejo de la Juventud de España con el que colabora el Consejo de la Juventud de Extremadura para monitorizar los resultados sobre la juventud extremeña en cuestiones como la emancipación juvenil, la renta disponible o el mercado laboral. A modo de resumen, tanto los responsables del CJE como del CJEx han subrayado que la pandemia de COVID-19 ha afectado de manera severa a la juventud extremeña y por ende, española.

En la presentación intervinieron la Presidenta del CJEx, Olga Tostado Calvo; el Tesorero y Responsable de Socioeconómica del CJEx, Ismael Pérez Franco; el Vicepresidente del CJE, Adriá Junyent; y el Responsable del Observatorio del CJE, Joffre López.

La Presidenta del CJEX, Olga Tostado Calvo subrayó del Observatorio la reducción en un 16.7% de la juventud emancipada respecto a años anteriores, acusando así el agravamiento de la situación actual y futura «a menos que se tomen nuevas y más drásticas medidas». «La juventud que consigue hacer su vida en la región con independencia sigue siendo una rareza, y debemos trabajar para conseguir evitar que se normalice la situación actual», puntualiza Tostado; además de señalar que si se toma en cuenta que sólo poco más de 1 de cada 10 jóvenes extremeños está emancipado, se corre el riesgo de cronificar el problema a largo plazo.

Según Tostado, la baja emancipación supone un grave problema social y constituye un síntoma de otros problemas como el desempleo juvenil, calificado de estructural, de un 48.3% o la pobreza juvenil que asciende al 48.9%. Desde el CJEx subrayan que ese paralelismo entre los porcentajes de pobreza y desempleo son la base de la precariedad juvenil.

El Vicepresidente del Consejo de la Juventud de España, Adriá Junyent profundizó en las cifras de precariedad a escala nacional, destacando los principales problemas juveniles que su organismo pone sobre la mesa, empleo, vivienda y pobreza juvenil. Desde el CJE se urge a las administraciones a responder ante estas demandas y problemas sociales que el Observatorio pone sobre la mesa.

Por su parte, Ismael Pérez, responsable del Área de Socioeconómica del CJEx incidió en los datos regionales, haciendo una lectura sobre los efectos a largo plazo de las realidad expuestas por el Observatorio. «Desde el retroceso en la emancipación juvenil, o el aumento de los empadronamientos de juventud extremeña en el exterior de la región así como el saldo migratorio juvenil negativo son ejemplo del envejecimiento y pérdida de potencial para Extremadura», señala el Tesorero del CJEx, Ismael Pérez.

«El COVID-19 ha venido a agravar un problema secular y crónico de la juventud extremeña que debemos atajar entre todos y de manera decidida», explica el Tesorero del CJEx, Ismael Pérez.  En este sentido, apunta Pérez que se debe apostar por implementar las agendas europea y española sobre reindustrialización y digitalización con el objetivo puesto en fijar población juvenil y rentabilizar el talento de la población joven de Extremadura.