El CJEx reivindica unas prácticas dignas y un trabajo sin precariedad

En Consejo de la Juventud de Extremadura dedica la primera semana de mayo a abordar las condiciones de precariedad que viven las personas jóvenes de la región

Extremadura cerró 2018 siendo la comunidad con más paro en España, también ocupó el primer puesto en porcentaje de jóvenes en situación de desempleo. Este puesto parece mantenerse en estos primeros meses de 2019, siendo la tasa de paro en nuestra comunidad casi 8 puntos superior a la nacional. Un dato que sigue cebándose con las personas más jóvenes.

Para aquellas personas jóvenes que consiguen empleo en la región la situación es de precariedad, contratos temporales, sumidas en la parcialidad y con rentas insuficientes para conseguir la emancipación o el desarrollo de los proyectos personales. Por todo ello,Extremadura también lidera la tasa de pobreza y exclusión social, según el último informe de la EAPN. Precariedad y pobreza que afecta sobre todo a las mujeres jóvenes de la región, para las cuales la situación se complica por la desigualdad de género.

Como consecuencia, el Consejo de la Juventud de Extremadura ha intensificado sus reivindicaciones en la primera semana de mayo, aprovechando la celebración del Día del Trabajo. El martes 30 ha celebrado una mesa redonda para abordar la necesidad de unas prácticas académicas dignas, como el primer nexo de unión entre la etapa formativa y la entrada al mundo laboral. En el evento celebrado en Mérida, en la librería La Selva Dentro, han participado Isabel Sánchez de la Universidad de Extremadura, Sonia García como representante sindical de CCOO y dos jóvenes que han aportado sus testimonios, Pamela Justiniano como egresada de formación profesional y Alejandro Sánchez de la universidad.

Para Isabel Sánchez, profesora de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Badajoz y experta en prácticas académicas y recursos humanos, es necesaria la conciliación de tres agentes: universidad, empresa y alumnado. Señala que actualmente muchas empresas están paralizándose ante un contexto donde el estudiantado en prácticas tiene que cotizar, a la vez señala que debe alcanzarse un sistema equitativo y transparente donde el alumnado esté motivado y donde entre ambas partes se pueda hacer una selección por criterios de afinidad. Finalmente, ha animado a las personas jóvenes a que tengan voz, a que se movilicen y participen de espacios como el Consejo de la Juventud de Extremadura para reivindicar unas prácticas que les formen en las mejores condiciones.

Por su parte, Sonia García ha aportado las claves para identificar los tipos de prácticas que están consideradas dentro de la ley, indicando cuáles son los factores que deben alertarnos ante el fraude. Coincide con Isabel Sánchez en recordar que es un período formativo e insiste en la observación y vigilancia para que se cumplan los requisitos de unas prácticas dignas.

También han participado dos personas jóvenes, cada una con una trayectoria y que han compartido sus vivencias con el público. Pamela Justiniano, formada en la primera promoción del ciclo formativo “Promoción de Igualdad de Género” ha valorado su período de prácticas como una experiencia valiosa, resaltando el papel del profesorado y de las entidades receptoras. Sin embargo, ha puesto sobre la mesa la dura situación a la que se ven abocadas las personas jóvenes al no recibir suficiente apoyo económico para poder realizar prácticas más allá de la localidad donde residen. Por su parte, Alejandro Sánchez, graduadode la Universidad de Extremadura ejemplificaba un sistema de prácticas donde se carga a los y las alumnas de funciones que no le corresponden, donde no se les valora y que acaba desmotivándolos/as. Como Pamela, pide simplificación del sistema de prácticas y la remuneración como incentivo para las personas jóvenes.

Además de esta mesa redonda el Consejo de la Juventud de Extremadura ha preparado otras iniciativas esta semana, como la Pasarela de la Precariedad, una acción de denuncia, destinada a visibilizar las historias reales que la juventud extremeña ha hecho llegar al CJEx.