El Consejo de la Juventud de Extremadura lanza su campaña sobre la situación de la salud mental en el colectivo joven

La Campaña de Salud Mental del Consejo de la Juventud de Extremadura, que comenzó el domingo 31 de enero de 2021 hasta el próximo 7 de febrero, pretende quitar el estigma a los problemas de salud mental en la población joven y reclamar con urgencia una atención pública, integral y de calidad a la administración pública.

Durante esos días se irán publicando en sus redes sociales y su página web mensajes de visibilización, sensibilización y reivindicación a las administraciones públicas, que inciden en la necesidad de mejorar la atención en materia de salud mental en las personas jóvenes que forman parte del Sistema Extremeño de Salud.

Esta campaña nace de la necesidad de hacer visibles todas las problemáticas relacionadas con la salud mental, que afectan a más de la mitad de las personas jóvenes y que, aunque ya eran muy preocupantes antes del comienzo de la pandemia, se han incrementado con motivo de la crisis sanitaria, económica y social instaurada por la COVID-19.

“El objetivo de esta campaña también es sensibilizar a la población joven sobre el problema, lanzándoles un mensaje claro: nadie es culpable de tener un problema de salud mental, y es muy importante pedir ayuda cuanto antes”, señala la Vocal de Salud e Infancia del Consejo de la Juventud de Extremadura, Marta Santisteban Linares.

Ante esta realidad, el CJEx se siente en el deber de hacer incidencia política y de reclamar a las administraciones públicas la garantía del acceso a la atención en materia de salud mental, y a solicitar que se desarrollen terapias alternativas o simultáneas a los fármacos.

También pretende lanzar un mensaje claro a las personas jóvenes dirigido a la no culpabilización, presente de manera muy frecuente debido al estigma que todavía tiene la salud mental. Cuando una persona joven tiene un problema de salud mental, se llega a sentir culpable de su situación, recurre al aislamiento y no pide ayuda. Se convence de que la solución la tiene que encontrar la propia persona.

Por eso es importante empezar a hablar de los problemas de salud mental, y que esta situación deje de provocar vergüenza; una situación que se evidencia al compartir que una persona está asistiendo a terapia psicológica. “Se trata de una realidad que todavía provoca estigma por el miedo al qué dirán, lo cual es injusto, más cuando es un problema causado en muchos casos por factores sociales que afectan a más de la mitad de la población joven”, indica la Presidenta del Consejo de la Juventud de Extremadura, Olga Tostado Calvo.