OBSERVATORIO DE EMANCIPACIÓN JOVEN. 2S 2016

Aumenta y se cronifica el paro juvenil en Extremadura.

  • El último Observatorio de Emancipación Joven del Consejo de la Juventud de España, CJE, muestra que la región cuenta con 3.000 personas jóvenes más paradas, con una tasa de paro juvenil del 44%, una de las mayores de toda España.
  • La mitad de jóvenes en paro lleva más de un año buscando trabajo.
  • El 84% de la juventud continua viviendo con su familia, mientras que cerca de 2.000 jóvenes han salido de nuestra Comunidad.

La tasa de paro juvenil vuelve a incrementar tras un año de bajada y se sitúa en el 44%, afectando a 41.000 jóvenes de la región, 3.000 más que en el periodo anterior. Esto significa que una de cada cuatro personas de 16 a 29 años de Extremadura están paradas, la cifra más alta de toda España, sólo superada por Ceuta y Melilla. La mitad de ellas, además, son de larga duración, porque llevan buscando trabajo desde hace más de un año. También el 73% de esta juventud en paro tiene algún tipo de experiencia laboral previa. Afecta en un 49% de los casos a quienes sólo tienen estudios secundarios obligatorios.

Son los datos obtenidos del último Observatorio de Emancipación Joven elaborado por el Consejo de la Juventud de España, CJE, el estudio que analiza las condiciones socio-laborales de la población joven. Este mismo análisis indica un leve descenso de la inactividad de la juventud extremeña, causada principalmente por estar estudiando, aunque sí que incrementa un 10% entre quienes tienen entre 25 y 29 años.

Menos jóvenes asalariados y más precariedad laboral juvenil

Disminuye la población joven asalariada un 10% en un año, es decir, en 5.000 personas jóvenes asalariadas menos. También bajan de manera considerable los contratos temporales de formación y prácticas, con una reducción del 70% en el último año, por lo que ahora suponen sólo el 1,9% de las nuevas contrataciones a menores de 30 años. Siguen siendo mayoritarias las de carácter temporal, dadas en un 97% de los casos.

La precariedad continua dominando en el empleo juvenil extremeño porque somos la segunda Comunidad Autónoma con mayor número de trabajadores jóvenes ocupando puestos de trabajo de horas insuficientes a las que estarían dispuestos a desempeñar, con un 22% de subocupación, y para los que además requieren menor formación de la que tienen, con un 63% de sobrecualificación. Sólo superan estas cifras la Comunidad Valenciana y el País Vasco, respectivamente. También crece la temporalidad, dada en más de la mitad del empleo juvenil de la región (58%) y que afecta sobre todo a las mujeres empleadas de hasta 29 años (65%). Por otro lado, Extremadura cuenta con la tasa de parcialidad más baja de España, del 23%, sólo por encima de Castilla y la Mancha, a pesar de que en los últimos 6 meses han incrementado en 500 las personas jóvenes ocupadas a tiempo parcial.

Resultado: a la cola en capacidad adquisitiva y emancipación de jóvenes y a la cabeza en emigración juvenil

El paro juvenil o la precariedad del empleo producen consecuencias negativas para la juventud extremeña. En primer lugar, tenemos a la población joven con menos ingresos del país, de 3.500€ netos anuales de media, con además 64.000 jóvenes sin ningún tipo de ingresos. Por eso la tasa de pobreza y/o riesgo de exclusión social juvenil no mejora: afecta al 42% de la juventud extremeña y sobre todo, a las personas más jóvenes, a casi la mitad de quienes tienen entre 16 y 24 años. También ocurre con uno de cada 2 jóvenes en paro y con el 27% de quienes trabajan. Se trata de una situación “intolerable”, como señala la presidenta del CJEx, Elena Ruiz, puesto que la juventud es también el presente y esto les está afectando en estos momentos.

No es de extrañar, por tanto, que en Extremadura unas 3.000 personas menores de 30 hayan vuelto a vivir a su casa familiar. Tampoco que sea la región en la que menos gente joven viva por su cuenta, sólo el 15% de este colectivo. Además, hemos perdido a más de 2.000 jóvenes porque nos afecta más la emigración juvenil que en cualquier otra parte de España: el 88% se han marchado a otras Comunidades Autónomas (1800 personas) y el 12% al extranjero (225 personas), aunque se calcula que podrían ser unas 100 más.

Las posibles ayudas

La transición a la vida adulta es cada vez más costosa para una juventud extremeña que depende de la economía familiar. El Consejo de la Juventud de Extremadura, CJEx, calcula que en la región hay alrededor de 38.000 jóvenes que necesitarían beneficiarse de la Garantía Juvenil, 2.000 más que hace seis meses. Y tendrían que hacerlo de la medida europea real, consistente en buscar formación o empleo de calidad para las personas paradas menores de 30 años, en un plazo máximo de cuatro meses según lo recomendado desde Europa.

En lo que respecta a la vivienda, para una persona joven asalariada es inviable emanciparse  sin sobreendeudarse. En el caso del alquiler, tiene que dedicar un 15,5% más de sus ingresos del 30% recomendado, por lo que necesitaría una ayuda de 1410€ anuales o 117€ mensuales. Para adquirir una en propiedad necesitaría ganar un 34,5% más, es decir, 3.165€ anuales o 264€ mensuales.