Observatorio de Emancipación Joven. Primer semestre de 2019

A diferencia de lo que ha ocurrido en otras comunidades autónomas, Extremadura ha sido de las pocas en la que la tasa de emancipación aumentó dos puntos porcentuales del segundo trimestre de 2018 a 2019, no obstante no podemos hablar de una subida realmente significativa y nos encontramos actualmente con una tasa de emancipación del 17,5% de jóvenes de entre 16 y 29 años. Los datos en cuanto al acceso a la vivienda dibujan a priori, mejores condiciones de acceso en Extremadura, pero sólo a priori, porque aunque somos la segunda comunidad (por detrás de Castlla- La Mancha) en cuanto a accesibilidad en los precios de compra y alquiler de viviendas, al analizar las condiciones socio- laborales de la juventud extremeña, la situación se hace de las más complicadas para conseguir esa emancipación en condiciones dignas. Actualmente, una persona joven en Extremadura tendría que destinar el 39,6% y el 53,8% del salario neto, para el acceso a la compra y al alquiler de una vivienda libre, respectivamente. La única opción viable en términos monetarios para una persona joven sería compartir el alquiler de una vivienda. Pero para que al menos pueda darse esta situación, la juventud extremeña debe tener un empleo con un sueldo que garantice que puedan darse esas condiciones, y según los datos, la realidad de la juventud extremeña es la siguiente:

EMPLEO PRECARIO: SUBOCUPACIÓN, SOBRECUALIFICACIÓN, TEMPORALIDAD Y BAJOS SALARIOS. 

El 79,8% de la población joven ocupada de Extremadura realiza jornadas a tiempo completo, lo cual significa la tercera mayor cuota de España, pero esta cifra choca con las de población subocupada, ya que el subempleo por insuficiencia de horas alcanza los máximos registros en la Comunidad, en cuanto a la sobrecualificación, somos la tercera Comunidad Autónoma con la mayor proporción de personas con estudios superiores terminados (y que ya no sigue estudiando) que está sobrecualificada en su puesto de trabajo actual. 

Por su parte, la tasa de temporalidad de la población joven en Extremadura sigue siendo la más abultada de España, el alcance de la temporalidad en Extremadura supera ampliamente la media estatal (44,5% frente al 32,0%). Por último, de media la juventud extremeña es el colectivo que percibe el salario más bajo de todo el país. 

Como consecuencia, tener un trabajo no es garantía de tener unas condiciones dignas para poder desarrollar un proyecto de vida, así lo indican también los indicadores sobre pobreza, que alertan que 6 de cada 10 personas jóvenes en Extremadura está en riesgo de pobreza y exclusión social.

REVERTIR LOS DATOS, APOSTAR POR LA CREACIÓN DE EMPLEOS ESTABLES Y PLANES DE RETORNO SOSTENIBLES

Desde el Consejo de la Juventud de Extremadura reivindicamos y así lo estamos haciendo constatar antes los y las representantes de políticas en la región, medidas que partan de estas realidades, que hagan frente al alto desempleo juvenil y a la precariedad a la que nos vemos sometidas las personas jóvenes en Extremadura. Como otros tantos problemas de nuestro tiempo, hay que hacer frente a que Extremadura pierde población joven como ninguna otra comunidad, nos vamos en busca de un proyecto personal y laboral en condiciones dignas, que no sabemos si llegará y que en muchas ocasiones posponemos, con la esperanza y la ilusión, de poder regresar a nuestros lugares de origen. Por eso, instamos a que se mejore la vida en la comunidad y que sea posible el retorno de todas las personas jóvenes que quieren volver. No podemos aceptar ni queremos la incertidumbre como modelo de vida. 

Se puede consultar el informe al completo aquí: Observatorio de Emancipación 

Para dudas sobre el estudio accede a la nota metodológica

Y si necesitas algo más puedes escribirnos a comunicacion@cjex.org