Soy de Pueblo

Extremadura pierde población, son datos que reflejaba el Instituto Nacional de Estadística a inicios de este 2019, nos encontramos entre las comunidades que más han perdido, en concreto, 5.865 personas menos.  A esta realidad se suma otra que también aporta el INE, el  20,3% de la población en España vive en municipios menores de 10.000 habitantes. Por comunidades, los porcentajes más elevados se dan en Extremadura (50,4%). Y a finales de 2018 el balance era el siguiente, del total de la población que se pierde en la comunidad, el 60% son personas jóvenes de entre 20 y 29 años. 

Nos vamos de la región porque no hay oportunidades, lamentablemente lideramos las tasas nacionales en cuanto a desempleo y precariedad, y otras aún más alarmantes, como la de pobreza y/o riesgo de exclusión social. 

Disfrutar libremente de nuestros derechos como jóvenes supondría poner tener oportunidades para elegir quedarnos en Extremadura y desarrollar nuestra vidas en condiciones dignas. 

Por este motivo, ya en las pasadas elecciones presentamos medidas urgentes a los partidos políticos, entendemos que estas propuestas en materia de juventud rural son materias transversales a todas las políticas que se desarrollen en la comunidad y que nos afecten. 

Ahora, ponemos en marcha la campaña Soy de Pueblo, para desmentir los estereotipos que recaen sobre la juventud rural, que se ve abocada además a sufrir discriminación por la falta de conocimiento de la gran riqueza cultural de nuestros pueblos, queremos reivindicar nuestro espacio de participación desde lo rural, pedir que se profundice en las oportunidades que pueden emprenderse desde el desarrollo sostenible y conseguir medidas efectivas y disruptivas que garanticen los derechos de toda la juventud rural.